fbpx

Cómo dirigir un equipo remoto de contenidos de forma profesional

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Dependiendo del rubro al que pertenezca tu empresa puede que hayas adoptado el teletrabajo antes o en tiempos recientes. Sigue estas siete prácticas y optimiza tu forma de dirigir tu equipo remoto de contenidos con poca o ninguna inversión monetaria.


No quieres leer en este momento? Usa la versión en audio a continuación


Como muchos otros temas en digital, hay quienes abrazaron la idea del trabajo a distancia antes de la pandemia del coronavirus porque vieron oportunidades en este, y como en todo proceso de cambio, hay quienes lo adoptaron después, por necesidad.

La diferencia entre estos dos modos de adopción, además de la prisa y los costos repentinos de implementación, radica en el riesgo de lograr adaptarse a semejante cambio o perecer en el intento.

Pon en práctica éstas siete claves y lleva tu equipo sano y salvo al otro lado de este proceso de cambio.

Siete claves para dirigir un equipo remoto de contenidos de forma profesional

1. Asegúrate de contar con un ecosistema de comunicación definido

A la hora de trabajar de forma distante, lo primero que todo equipo debe tener son normas claras de convivencia y buena parte de esto pasa por tener un ecosistema de comunicación definido y documentado.

Este ecosistema, por tratarse de equipos remotos, vendría a ser el conjunto de aplicaciones que vas a usar para llevar a cabo las labores de comunicación y gestión de proyectos de tu equipo.

Un ejemplo de ecosistema para tu equipo podría ser:

  • Software de Gestión de proyectos: Asana, o Trello.
  • Suite de almacenamiento de archivos: Google Drive.
  • Herramienta para reuniones de equipos: Google Meet (o Hangout).
  • Herramienta para reuniones con clientes: Zoom.
  • Comunicación diaria de equipos: Slack, o Microsoft Teams.

2. Ten expectativas realistas (No mates al genio)

Que nuestros integrantes de equipo, o una parte de ellos, esté desde casa no significa que deban dedicar más horas al trabajo que venían desempeñando.

En lugar de achicar o reducir las fechas de entrega, escribir a toda hora, y añadir más presión a la ya difícil dinámica del teletrabajo, mantén las expectativas claras sobre cuándo comienza y termina un proyecto.

Para lograr esto, es importante asegurarnos de desarrollar bien el punto uno y tener normas claras de convivencia.

3. Asegúrate que todos tengan nociones básicas de marketing de contenidos

Un aspecto vital a la hora de dirigir un equipo remoto de contenidos es asegurarnos que todos los integrantes dominen las nociones básicas del marketing de contenidos.

Al lograr esto, nos aseguramos como líderes de equipo o de proyectos, que todos estén en la misma página cuando hablemos de formatos, canales, y audiencias.

Si recién empiezas, en este curso gratuito de marketing de contenidos puedes aprender las nociones básicas que tú y tu equipo necesitan saber.

4. Editorializa y fomenta la colaboración

Una vez estén todos bajo un mismo ecosistema de comunicación, con normas de convivencia claras, lo próximo a desarrollar (en caso que ya no lo hicieras antes) es la colaboratividad.

Aunque tome un poco de tiempo acostumbrarse, prácticas tan simples como compartir un archivo o repositorio de contenidos sirven para cultivar el sentido de transparencia y camaradería que la organización necesita.

Para ayudarte con esto, he creado un calendario editorial para blogs y redes sociales en el que tus redactores, diseñadores y directores de proyecto pueden organizar las publicaciones de tu web y actividades de redes sociales.

5. Aplica metodologías de productividad

Otro recurso que nos ayuda a llevar los proyectos a buen término cuando trabajamos de manera distante, son las metodologías de productividad.

En lo que respecta a equipos creativos, una metodología bastante aceptada es la metodología scrum.

6. Incluye espacios de «check in» en tu agenda semanal

Además de tener un ecosistema tecnológico definido y normas de convivencia, un recurso necesario para mantener a todos “en la misma página” son las reuniones de revisión o “check ins”.

Dos formas bastante aceptadas de hacer este tipo de reuniones son las siguientes:

  1. Reunión tipo StandUp: Una vez al día, todos los días, con bloques breves de participación por miembro de equipo.
  2. Una reunión al comienzo, y otra al final de la semana. Muy similar al standup, pero de mayor duración.

La clave aquí, es encontrar un ritmo que funcione para el tamaño de tu equipo y volumen de tareas.

7. No microgestiones, confía.

La última recomendación y no menos importante, es no microgestiones.

En lugar de pedir feedback constante, delega, apégate a tus rutinas de comunicación y revisión y deja el espacio entre éstas para que cada departamento funcione de forma autónoma.

Al hacer esto, tendrás reuniones de chequeo más valiosas, tus miembros de equipo no se sentirán vigilados a todo momento, y crecerá la responsabilidad y sentido de pertenencia, los cuales son valores vitales para trabajar con equipos manejados a distancia.

Si te gustó este post, suscríbete para asegúrate de recibir los siguientes artículos y recursos para creadores.

Deja una respuesta