fbpx
Distribución de Contenidos: Qué es y 10 claves para ponerla en práctica

Distribución de contenidos: Qué es y 10 claves para usarla

Share on whatsapp
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Al implementar una estrategia de contenidos para una marca personal o comercial, muchos cometen el error de dejar de lado una parte de la estrategia que es igual o más importante que la creación. Este aspecto, como ya debes inferir, es la distribución de contenidos.


No quieres leer en este momento? Usa la versión en audio a continuación


Una vez terminado nuestro artículo de blog, video, o podcast, un error común es el de simplemente copiar el enlace y compartir en todos los canales sin ninguna modificación previa, o peor aún, no hacer nada y esperar que el contenido funcione por sí solo.

Si estás o has estado en alguno de estos dos escenarios, has estado desperdiciando el esfuerzo y dinero invertido en creación al no dedicar el tiempo necesario en distribuir tu contenido adecuadamente.

Empecemos por definir qué es la distribución de contenidos para luego conocer 10 buenas prácticas.

¿Qué es la distribución de contenidos?

La distribución de contenidos, como sugiere su nombre, es el proceso que como creadores llevamos a cabo para comunicar nuestros mensajes de forma competente en múltiples canales.

¿Simple, verdad? Pues, no tanto. 🤔

Hoy en día, la cantidad de canales que usamos para comunicarnos (8.3 por persona en promedio de acuerdo a Hootsuite), el exceso de información disponible, y nuestra capacidad de atención cada vez más disminuida, hace que los creadores debamos invertir cada vez más tiempo en encontrar formas atractivas de distribuir el contenido que generamos.

Los beneficios de la distribución de contenidos son muchos, pero a continuación enumero 5 que considero cruciales conocer sobre este recurso.

Beneficios de la distribución de contenidos

Beneficio 1: Facilita la creación de contenidos para redes sociales

Al adaptar nuestro contenido principal al estilo y funcionalidad que cada canal exige hacemos de la producción para redes sociales algo mucho más fácil de abordar ya que contamos con un punto de partida.

Consecuentemente, esta facilidad nos ayudará a siempre tener posibles ideas de contenido disponibles y también nos hará ver de forma más fácil otros temas que podríamos estar abordando.

Beneficio 2: Mejora tu engagement en redes sociales

Al usar el formato, estilo, y funciones que cada canal permite, facilitamos su consumo (mayor conveniencia), lo cual puede resultar, en un mayor engagement.

Algo importante a tener en cuenta en este punto, es que además de asegurarnos que el contenido sea práctico de consumir, debemos también tratar un tema relevante o un aspecto novedoso dentro del tópico. De lo contrario, podríamos correr el riesgo de presentar una idea aburrida en un lindo empaque.

Beneficio 3: Hace relevante tu presencia en redes sociales

Si el punto uno sale bien, y empiezas a publicar contenido fácil de consumir, y en el proceso además obtienes mayor engagement, tu presencia en redes sociales se hace más relevante.

Por relevante quiero decir que tus potenciales clientes te empiezan a considerar como una fuente a la cual recurrir (Awareness), tus publicaciones tendrán mayor participación de tu público meta y tu perfil será más fácil de descubrir por quienes se interesen en los temas que tratas.

Beneficio 4: Reduce costos de producción de contenidos

Al usar contenido de tu blog, canal de YouTube o PodCast como punto de partida para crear posts para tus redes sociales es menos el tiempo que estarás investigando y desarrollando contenido único para estos canales y es más el que pasarás creando Micro Contenidos.

Como consecuencia, tus costos se verán centrados en crear más y mejores contenidos para tu canal principal, lo cual al largo plazo, puede disminuir tu nivel de inversión en marketing de contenidos significativamente.

Beneficio 5: Te ayuda a conocer mejor a tu audiencia

Como consecuencia de los beneficios mencionados, al mejorar tu distribución de contenidos aprenderás cada vez más sobre qué tópicos valora tu audiencia, qué formatos le resultan convenientes, y en qué canales conectan mejor contigo.

Ahora que tenemos claros los beneficios, hablemos de las claves para potenciar tu distribución de contenidos.

10 claves para mejorar tu distribución de contenidos en blogs y redes sociales

Clave 1: Identifica de donde viene tu audiencia

Ya sea que tu medio principal sea un blog, canal de YouTube, o un perfil de redes sociales (Instagram por ejemplo), apóyate en las analíticas que ofrece cada uno para saber de dónde provienen las visitas.

Si tienes un blog, algo tan simple como ir a la sección Fuente/Medio de tu tablero de analytics puede darte pistas sobre el origen de tu audiencia.

Si estás en YouTube, la experiencia es algo similar. No tan detallada, pero sí bastante completa. Y lo mismo aplica para redes sociales.

La clave en este punto, es tener una noción de qué canal está funcionando mejor para obtener visitas y conocer de qué país o ciudad vienen tus usuarios.

Clave 2: Estudia cada canal

Una de las principales recomendaciones para distribuir de forma eficaz nuestros contenidos es entender los códigos de cada medio.

Algunas de las cosas que puedes preguntarte son ¿Qué motiva la comunicación en dicho canal? ¿Las personas conectan para crear vínculos y relaciones interpersonales, o se mueven por intereses?

Del mismo modo, te recomiendo estudiar los formatos. Más allá de la particularidad de que hoy casi todos los canales soporten fotos, videos, y audio, cada uno tiene un formato que funciona mejor en combinación con tu temática, y nuestro trabajo, es identificar la mejor combinación posible.

Clave 3: Experimenta con distintos formatos

Buena parte de tu proceso de estudiar y descubrir qué hace útil a cada canal pasa por probar distintas combinaciones de formatos y temas.

Al hacer esto verás cómo muchas veces las ideas que menos esperamos que funcionen pueden llegar a tener mejor acogida por parte de nuestra audiencia, lo cual en términos profesionales, se conoce como validación de ideas.

Clave 4: Escucha a tu audiencia

Una de las formas más importantes (sino la más importante) de mejorar nuestro proceso de distribución de contenidos es escuchando a nuestra audiencia.

Por escuchar me refiero no sólo a recabar datos de interacción con tus perfiles, sino también ver y analizar un poco las conversaciones que tienen con tus competidores, comprender qué tipo de contenido genera mayor conexión entre la competencia y tu público, y de qué forma se expresa este al interactuar.

Si miras detenidamente, empezarás a notar que muchas de esas señales siempre han estado allí y probablemente no te habías tomado el tiempo de observarlas.

Clave 5: Entiende quién es tu audiencia

Si ya estás poniendo en práctica el punto 4 o piensas hacerlo, la mejor forma de poner esa data a trabajar para ti es creando (o mejorando) tus buyer personas.

Un buyer persona es un personaje semi-ficticio que te ayuda a ti y a tu equipo a comunicarse mejor con tus prospectos y clientes.

Al tener uno, no solo sabes qué le importa a tu audiencia, sino que además puedes trabajar mejor en la forma de comunicar tus mensajes.

Clave 6: Incluye promoción paga en tu plan

Un error común de muchos profesionales y empresas al hacer pauta es el de pensar en este recurso de forma extremista. Es decir, no usarlo, o ser completamente dependiente de la publicidad para distribuir tus contenidos y dejar de lado los esfuerzos orgánicos.

Si tu presupuesto es limitado, que estoy bastante seguro es así, te recomiendo involucrar un poco de promoción paga al distribuir tus contenidos, pero sin hacerte dependiente de ella.

La clave para lograr este balance, o la buena práctica a seguir, es promocionar aquellos contenidos que veas que estén teniendo un resultado por encima de tu promedio. Ya sea en forma de comentarios, compartidos o likes.

Al hacer eso, te aseguras de usar mejor tu presupuesto para pauta y obtienes más y mejores resultados con tus contenidos.

Clave 7: Haz tu contenido accionable

Un aspecto importante en nuestro plan de distribución de contenidos es la acción. Es decir, tener claro qué queremos lograr como consecuencia de producir y publicar esa pieza de contenido.

Al abordar la creación de contenidos de esta forma hacemos más rentable el proceso y muchas veces facilitamos la creación ya que trabajamos con una meta en mente.

Clave 8: Ten claros tus KPIs

Además de hacer nuestros contenidos accionables, un detalle (no tan detalle) que muchas personas olvidan es el de definir sus KPIs.

Al crear, y sobretodo al distribuir contenidos, asegúrate de tener tus indicadores definidos. Ya sea que busques construir audiencia, aumentar tu generación de prospectos, o cerrar más ventas en un determinado periodo, tener tus indicadores de desempeño a la vista te ayudará a ti y a tu equipo a mantenerse unidos trabajando por un mismo norte.

Clave 9: Retroalimenta a tu equipo con datos

Una buena forma de mejorar tu distribución de contenidos de forma integral es compartiendo datos de tus analíticas con el equipo involucrado en la creación del mismo.

Al hacer esto, ayudamos a escritores, diseñadores, equipo web y responsables de redes sociales a entender cómo sus aportes sumaron (o no) al desempeño de los contenidos distribuidos.

Clave 10: Valida y replica tus éxitos

¿Ves que algo funciona? Toma nota de las razones por las cuales crees que esto ocurrió e intenta replicar el éxito alcanzado en otra oportunidad.

Al hacer esto, observarás cómo la acogida de una pieza de contenido puede verse influenciada por aspectos internos como el horario, formato, canal escogido para publicarse, o por agentes externos como una catástrofe natural o evento político, lo cual puede abrir nuevas puertas sobre lo que crees saber de tu audiencia.

¿Quieres distribuir tus contenidos en redes sociales de forma más organizada? Te invito a descargar el calendario para blogs y redes sociales a continuación.

Deja una respuesta