Estrategia de Contenidos ¿Qué es y cómo hacer una?

Estrategia de Contenidos ¿Qué es y cómo hacer una?

¡Una estrategia de contenidos puede marcar la diferencia entre lograr tus objetivos o no! Pero resulta que cada vez son más las empresas que hacen contenidos para conectar con su público ideal.

Entonces…. ¿Sigue siendo útil tener una estrategia de contenidos en la actualidad?

Sigue leyendo este post que he preparado para ti y conoce cómo hacer una estrategia de contenidos paso a paso para tu blog y redes sociales que te ayude a diferenciarte de tu competencia y lograr tus objetivos.

¿Qué es una estrategia de contenidos?

Una estrategia de contenidos es un plan que sirve para que las empresas hagan contenidos de manera efectiva.

Con este recurso, se documenta quién es la audiencia, qué temas les interesa y qué canales usar. De este modo, la conversación se lleva a cabo con propósito, claridad y en los canales adecuados.

Aunque es muy común que la estrategia de contenidos se confunda con “Marketing de contenidos”, son diferentes pero se complementan. Para saber más te recomiendo lee el post ¿Qué es el Marketing de Contenidos?

¿Por qué hacer una estrategia de contenidos?

Crear una estrategia de contenidos para tu blog y redes sociales es clave para todas las marcas que deseen triunfar. La razón principal es que, como mencioné al comienzo, sienta las bases sobre las cuales tus miembros de equipo ejecutarán.

Estas son algunas razones específicas para decidirte a hacer una estrategia de contenidos:

  • Brinda una visión clara a todos los miembros de equipo sobre
    • Quién es la audiencia
    • Por qué se crearán contenidos
    • En qué canales se distribuirán
    • Cuál es el proceso de creación de contenidos
    • Dónde se almacenarán los recursos
    • Cada cuánto tiempo se auditarán y reeditarán los contenidos
  • Reduce el tiempo de bienvenida a nuevos miembros de equipo
  • Reduce la fricción entre miembros de equipo

¡Una estrategia de contenidos puede marcar la diferencia entre lograr tus objetivos o no! – Aprende a hacer una con este post


Estrategia de Contenidos Vs. Marketing de Contenidos ¿Cuál es la diferencia?

Mientras que una estrategia de contenidos se centra en la visión y directrices, el marketing de contenidos se centra en lo táctico.

Al decir visión y directrices me refieron a audiencia, propósito y canales, entre otros aspectos mencionados en el apartado de arriba.

Por otra parte, el marketing de contenidos se encarga de llevar a cabo la creación, publicación y distribución del contenido. Siempre respetando los requerimientos de la estrategia.

Dicho esto, es bueno aclarar que no se debe elegir entre uno y otro recurso para tu estrategia. Ambos se complementan y deben formar parte de tu plan de marketing digital.

¿Cómo identificar oportunidades para tu estrategia de contenidos?

Antes de definir formatos, canales y audiencia, lo primero que necesitas es analizar tu situación actual. De este modo, podrás saber dónde estás en comparación a tu competencia o en comparación a un periodo anterior.

Al decir periodo anterior podemos referirnos a tres meses, seis meses o incluso un año. La amplitud de la fecha depende de tus necesidades.

Algunos de los elementos que puedes analizar son:

  • Canales: ¿Dónde se desenvuelve tu competencia?
  • Formatos: ¿Usa videos, imágenes o simplemente escribe?
  • Frecuencia
  • Proporción de contenidos: De valor, Educativo, Promocional. (Más al respecto abajo)
  • Menciones de marca: Qué dicen sobre tu competencia, a través de menciones o publicaciones.
  • Estrategia de distribución: ¿Usa medios pagos, colabora con otros, o solo usa sus canales para publicar de manera orgánica?

Con estos datos, puedes definir en qué áreas estás por debajo de tu competencia y en cuáles tienes oportunidades.


Una estrategia de contenidos es indispensable para triunfar con tus redes sociales o blog – Aprende a hacer una con esta guía


¿Cómo definir a tu audiencia?

Definir a tu audiencia es quizás una de las tareas más difíciles de llevar a cabo una estrategia de contenidos. De hecho, al comienzo se inicia con una serie de generalidades (suposiciones) y poca o ninguna información.

Aspectos esenciales para definir a tu audiencia:

  • Sexo
  • Grupos de edad
  • Afinidad política (en caso de aplicar)
  • Orientación religiosa (en caso de aplicar)
  • Nivel de educaión
  • Intereses
  • Puntos de dolor (Necesidades específicas que buscas satisfacer con tu producto)
  • Qué valora o espera de ti como marca
  • Qué teme de ti como marca
  • Retos
  • Objeciones comunes ante tu oferta
    • Monetaria
    • Funcional
    • Emocional
  • Mensaje de marketing: Lo que a groso modo le piensas decir con tus contenidos.
  • Canales que prefiere
  • Formatos en los que consume contenido
  • Con quién se relaciona actualmente (Influenciadores, marcas y o potenciales aliados)

Por aspectos como los de arriba, es que buena parte de la definición inicial de una audiencia se basa en generalidades conocidas dentro del sector o por asunciones. Sería muy complejo definir una audiencia sin haber interactuado antes con ella.

Claves para elegir tus canales

Elegir canales es más simple cuando ya conoces tu situación actual y “sabes” quién es tu audiencia. De lo contrario, crearías contenido sin dirección alguna y para al menos una docena de canales.

Para elegir tus canales, considera los siguientes aspectos:

  • Tipo de negocio: ¿Sirves a personas o sirves a negocios?
    • Para servir a personas: Facebook, Instagram. YouTube e Incluso Twitter pueden servir.
    • Para servir a negocios: LinkedIn es indispensable, y YouTube y Twitter pueden complementarle.
  • Grupos de edad: ¿Tu audiencia es de la generación X, Millennials, o generación Z? Esto puede ser determinante para entender en qué medios se desenvuelven.
  • ¿En qué canales se encuentra tu competencia?: En este punto hay que tener un poco de cuidado. Escoger un canal por moda, o solo porque la competencia está en él rara vez termina bien.

Una vez definido esto, es hora de entrar en materia y definir los tipos de contenidos.

Tipos de contenidos para tu estrategia de contenidos

Hay cuatro tipos de contenidos que puedes usar, y la proporción de éstos en tu estrategia dependerá de tus necesidades.

Sin embargo, es una buena práctica tratar de cumplir la regla del 80/20. Es decir, que de todos tus contenidos, 80% sean para servir a tu público meta y 20% con fines promocionales.

Tipos de contenidos que puedes crear:

  • De valor: Dedicado a resolver problemas de tus potenciales clientes.
  • Creativo: Para conectar con tu público en cuanto a emociones y valores.
  • Educativo: Para educar a tu público sobre tu producto y acercarlos a la decisión de compra.
  • Promocional: Todo contenido cuyo objetivo sea impulsar una venta.

Utilizando este enfoque, tus contenidos serán más atractivos para tu comunidad y tu comunidad se comprometerá más con tu marca.

Formatos y frecuencia de publicación ideales

A la hora de establecer la frecuencia de publicación es bueno evaluar varios aspectos. El primero, es la naturaleza de los canales en los que llevarás a cabo la conversación, luego tu audiencia.

Cómo definir cada cuánto tiempo publicar en redes sociales y blogs:

  • Canales: El tiempo de vida promedio de los contenidos varía de un canal a otro. Si tu audiencia se encuentra en Twitter, deberás producir mucho más que uno o dos post al día.
  • Industria: La industria a la que pertenezcas va a determinar mucho qué tan seguido debas publicar. Por ejemplo, un CEO de una firma financiera consume más información que un adolescente.
  • Audiencia: Grupos de edad, intereses y estilo de vida determinan mucho la necesidad de informarse, entretenerse y relacionarse. Considera estos elementos a la hora de estimar cuánto contenido y qué tan seguido publicar

Cómo definir formatos para publicar en redes sociales:

Al igual que con la frecuencia, aspectos como canales, industria y audiencia son clave para escoger formatos. Si por ejemplo, la edad de tu público es de 15 a 30 años, video, audio e imágenes prediseñadas son clave.

Por otra parte, si tu público tiene una edad de 30 años en adelante, el contenido escrito puede ser parte de tu estrategia.

No obstante, como regla general, el video es el formato preferido por todos los grupos de edad.

Conclusión sobre frecuencia y formatos: Usa los aspectos mencionados arriba para probar. Comprueba o desmiente tus teorías, afina tu estrategia y sigue adelante.

Extra: Herramientas para tu estrategia de contenidos

Ahora que dominas la teoría y te sientes más a gusto para ejecutar tu estrategia, te comparto algunas herramientas. Con estos recursos, podrás ordenar, encontrar, almacenar y distribuir contenido sin ningún problema.

  1. Feedly: Es mi lector de noticias y artículos preferido desde hace años. Con este lector RSS puedes crear colecciones por tema, y ordenar tus fuentes bajo una misma interfaz.
  2. AirTable: Es una forma intuitiva, agradable y muy colorida de gestionar bases de datos. Lo recomiendo para planificar y hacer seguimiento de la ejecución de tu estrategia.
  3. Hootsuite: Las capacidades de programación, revisión y aprobación de Hootsuite son de gran ayuda para publicar contenidos. Con solo algunos clicks, los equipos de trabajo (grandes y chicos) pueden decidir qué se publica y qué no.

Entonces… ¿Te animas a crear contenidos para alcanzar tus objetivos? Déjame saber qué piensas en los comentarios.

avatar

Escrito por

Jorge Fannoun

Comunicador social especializado en Marketing de Contenidos, Email Marketing y Redes Sociales con más de ocho años de experiencia.

Ayudo a marcas hispanohablantes y angloparlantes a lograr sus metas en medios digitales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marketing de Contenidos, qué es, ejemplos en español, claves para usarlo en 2019
Up Next:

¿Qué es el Marketing de Contenidos?

¿Qué es el Marketing de Contenidos?